Medidor de pH pensado para Piscinas

medidor de ph

Para tener nuestra piscina correctamente cuidada necesitamos una cosa de forma esencial: una química correcta. 

Esta es la que logra que el agua se mantenga en estado óptimo, así como la instalación en general. Para ello se utilizan métodos para monitorear el sistema de trabajo de los componentes químicos, garantizando así que se tenga, en todo momento, una piscina en perfecto estado. 

Para ello necesitas conocer los medidores de pH, que serán las herramientas con las que mantendrás tu piscina en perfecto estado siempre.

👍 ¿Cómo tener equilibrado el pH de la piscina?

Para mantener un pH equilibrado necesitarás dos herramientas principales: los químicos para hacer el balance del pH, y el medidor para registrar la información. 

Estos son fundamentales para garantizar que el proceso que realices sea lo más eficiente posible, y que logres mantener el agua de la piscina a punto.

Ahora, hablemos un poco de los sistemas de medición que podrías usar para asegurarte de mantener el equilibrio de pH en tu piscina.

  • 1 – Bandas de pH: estas son tiras de papel que cambian de coloración para indicar un nivel de pH aproximado. Si bien son un método manual bastante simple, no es recomendable confiar completamente de ellas. Es preferible hacer una inversión y comprar un medidor de pH digital, que permita hacer el cálculo de forma precisa. Las bandas pueden ser un método de hacer un monitoreo simple a los niveles de pH para luego verificar más adelante con un medidor digital.

  • 2 – Medidor de pH digital: son los mejores para hacer cálculos precisos del nivel de pH. Están compuestos por un detector, que al contacto con el agua arroja una valoración puntual de los iones de hidrógeno disueltos en la solución de agua. Estos suelen tener una vida útil de 1 a 3 años, dependiendo del modelo y la frecuencia de uso. Necesitan una calibración regular con una solución para hacer la medición más precisa, y por lo general no requieren entrenamiento adicional más que la lectura.

También puedes encontrar medidores manuales separados por el método de medición química usado. Estos son los más comunes:

  • 1 – Medidores de Ortotolidina (OTO): son líquidos solubles, que en un medidor específico, miden el nivel de pH de forma precisa usando una tabla de comparación de colores de la solución de agua y químico medidor. Así mismo, pueden medir el cloro de manera simultánea, arrojando data sobre el contenido de cloro total de la solución.

  • 2 – Medidores de N,N-dietil-parafenillendiamina (DPD): son pastillas que se aplican al agua, que como los medidores OTO arrojan datos comparativos con tablas que el operario de estos indicadores debe interpretar. Ofrecen indicaciones sobre valores de pH, así como de cloro total y cloro libre.

tipos de medidores de ph

👎 ¿Qué pasa si no controlamos el pH de nuestra piscina?

El pH no es más que una concentración iónica de hidrógeno que se encuentra en una solución como lo es el agua de nuestra piscina. 

La medición del pH debe estar siempre entre pH 7.0 y 7.2 para garantizar que no sea peligrosa para las personas que nadarán en ella. 

Esto porque el pH, mientras más bajo, es más ácido, y esto puede producir daños graves a la piel y mucosas de las personas al darse un chapuzón. 

Incluso daña los componentes de la piscina, aumenta el riesgo de corrosión de ciertos materiales, y reduce el efecto de químicos protectores de las superficies de la piscina.

Así mismo, hay que tener en cuenta que en la piscina también están presentes otros compuestos químicos, tales como el cloro, el alguicida y el floculante, los cuales están diseñados para trabajar dentro del rango determinado de un balance químico que sería, en este caso, la medida estándar de pH de agua para piscinas y, por lo tanto, cualquier alteración puede disminuir o anular por completo el efecto de estos químicos.

En concentraciones superiores al nivel de pH ideal, el cloro no surte su efecto. El juego químico le impide unirse a partículas orgánicas que debe deshacer, reduciendo así el efecto de limpieza y propiciando la aparición de algas y formaciones orgánicas similares como el limo. 

Un pH alto también impide que se mantengan disueltos ciertos componentes como calcio y cal, creando residuos que pueden manchar nuestra piscina.

Por esto es importante buscar los medios ideales para mantener el balance químico del agua. No solo por los daños que puedan ocurrir a la salud y a la piscina, sino para ahorrar, ya que si no haces tu proceso de medición y balanceo del pH de tu piscina previo a cualquier tratamiento químico, puedes perder el material que uses para limpiezas o shocks con cloro, por ejemplo. 

Así que el primer paso para tener una piscina en buen estado es medir el pH del agua.

📍 ¿Cómo medir el pH de nuestra piscina?

Ahora que sabemos la importancia de tener el pH balanceado en nuestra piscina, hay que buscar la manera de medirlo correctamente. 

Para hacerlo, necesitaremos un modelo de los que elegiremos entre la variedad de medidores de pH, una muestra de agua y un espacio alejado de la luz solar. 

Esto porque las mediciones deben hacerse bajo techo para garantizar un resultado correcto.

  • 1 – Toma la muestra: debe ser tomada cuando el sol no esté directo sobre la piscina, así que lo ideal es hacerlo temprano en la mañana. Tomala de 50 cm de profundidad, y en un lateral de la piscina.

  • 2 – Usa el medidor de tu elección: en caso de tener un medidor manual, tomarás el agua y lo aplicarás en los contenedores designados. En algunos casos, con medidores digitales, solo necesitarás sumergir el medidor limpio y seco en la solución.

  • 3 – Repite el proceso: aunque los datos arrojados en la primera medición son precisos si tienes un medidor bien calibrado, se recomienda repetir la toma de muestra horas después, antes de aplicar cualquier químico al agua.

  • 4 – Limpia tu medidor: se aplica agua destilada al componente del medidor que entra en contacto con la de la piscina y así puedes limpiarlo para futuras mediciones.

como medir el ph de la piscina

📤 ¿Cómo aumentar el pH de nuestra piscina?

En caso de arrojar una medición inferior al pH ideal, debes tomar las medidas para elevar el nivel de iones de hidrógeno en el agua de piscina. 

Para ello debes seguir una serie de pasos que garantizan que logres los niveles ideales. Estos son sencillos y fáciles, y necesitarás pocos materiales para hacerlo.

  • Calcula los litros de agua de tu piscina: cada modelo necesita una medida diferente para hacer el cálculo final. Considera que los modelos habituales, redonda y rectangular, tienen medidas estándar. Estas son profundidad x largo x ancho x 7,5 para la rectangular, y diámetro x diámetro x profundidad x 5.9 para la redonda.

  • Calcula el bicarbonato que necesitas: una piscina de 10.000 litros subirá de pH 0.2 con 170 gramos de bicarbonato. Debes adaptar esta medida a tu cantidad de agua, para hacer el proceso óptimo. Toma la cantidad necesaria según lo que necesites para subir el pH de tu piscina al nivel óptimo.

  • Disuelve el bicarbonato en agua: toma un balde de agua grande (mayor a 10 lts) y disuelve la cantidad de bicarbonato indicado. Asegurate de no tener ningún residuo de bicarbonato en la solución.

  • Enciende el filtro y/o depuradora: esto moverá el agua de tu piscina, potenciando el proceso de balanceo de la química que harás con el bicarbonato.

  • Vierte el agua en la piscina: reparte a lo largo de todo el borde de la piscina y espera a que fluya el agua por un rato, para asegurarte de que el bicarbonato fluya por todo el tanque con ayuda del filtro o depuradora.

  • Toma la medición y verifica que esté en el nivel correcto: realiza la medición al menos un par de horas luego de verter el bicarbonato. Esto para garantizar que el pH esté en el nivel correcto antes de hacer cualquier otra cosa en la piscina.

♻️ Aprende a calibrar el medidor del pH

La calibración de los medidores de pH está directamente relacionada con el modelo de medidor que tengas, sea análogico o digital. 

Por lo general, sin importar el modelo, el proceso de calibrado no supera los 5 pasos, incluso para los modelos más complejos.

Necesitarás una solución de calibrado (pH 7.01 y pH 10.01), vasos plasticos desechables limpios, una jeringuilla nueva, un destornillador pequeño (de la medida de los tornillos de tu pHmetro) y agua destilada. Estos son los pasos a seguir:

  • 1 – Prepara las soluciones: asegurate de que los vasos estén completamente limpios y secos. Luego distribuye una cantidad que cubra la pieza medidora de tu pHmetro, de cada una de las soluciones de pH 7.01 y 10.01 en los vasos. Llena un tercer vaso con agua destilada a la misma medida.

  • 2 – Sumerge el medidor en la solución más baja: esto deberás hacerlo mientras el medidor de pH está apagado. Una vez ubicado en la solución, empezando con pH 7.01, enciendelo y espera a que el medidor se estabilice. Si la medida que marca no es la de la solución, usa el destornillador para ajustar el medidor hasta que marque la medida correcta.

  • 3 – Pasa por agua destilada: apaga el medidor y sumergelo brevemente en un vaso con agua destilada. Repite el proceso de limpieza con la jeringuilla llena de agua destilada, en una presión moderada directamente sobre el medidor. Repite este proceso dos veces.

  • 4 – Sumerge el medidor en la solución más alta: toma ahora el medidor apagado y limpio, y lo pasarás por la solución de pH 10.01. Enciende el medidor de pH, esta medida debe marcar mucho más rápido, pues ya debe estar avanzado el proceso de calibración. Ajusta el calibrador de ser necesario para que marque la medida que marca la solución, en este caso pH 10.01.

  • 5 – Repite el proceso de limpieza final: desecha el agua destilada anterior, y en un vaso nuevo, limpia nuevamente el medidor. Esta vez, aplica 4 medidas de la jeringuilla de agua destilada, para que se limpie por completo.

Reproducir vídeo

¿Listo para usar un medidor de pH para mantener el agua de tu piscina en un estado óptimo? No te olvides de que estos son perfectos para lograr hacer por tu cuenta todo el mantenimiento de tu piscina desmontable, así que no olvides seguir estos pasos para hacerlo de forma exitosa.

⛔️ Atención

Siguiendo estos pasos, tendrás tu medidor de pH calibrado en pocos minutos. 

En algunos casos tendrás que repetir el procedimiento algunas veces, cuando esto pase, considera comprar uno nuevo pues indica que se está reduciendo la vida útil de tu medidor y puede marcar lecturas erróneas incluso recien calibrado.

Te dejamos algunas recomendaciones adicionales al momento de calibrar un medidor de pH:

  • Usa vasos desechables sin uso, así no correrás el riesgo de alterar el pH de la solución que usarás.

  • Siempre realiza la medición con dos soluciones, superior e inferior a los valores que deseas calcular.

  • Realiza la medición a temperatura ambiente, no en áreas muy frías o muy calientes de tu casa.

  • No midas bajo el sol, esto puede alterar los valores.

Duchas exteriores para piscinas
Guías

Duchas Solares para Piscinas

Para enjuagar y refrescar, una ducha solar de exterior es mucho más práctica, cómoda y sobre todo estética que una simple manguera de jardín. Incluso …

Compartir en las redes sociales