Consejos para Hibernar una Piscina en Invierno

Como hibernar una piscina

Las piscinas están hechas para el disfrute de largas horas de juego. Sin embargo, en los meses más fríos, muchos dueños eligen drenarlas ya que no las usarán. 

Pero esa no es la única opción, de hecho tienes una mucho más cómoda y eficiente para que puedas usarla apenas suba la temperatura: hibernación

Para que logres hacerlo de la mejor manera, te traemos una lista de consejos que te serán útiles para que tu piscina esté lista para el sol.

✏️ ¿Qué productos necesitas para hibernar una piscina?

Producto necesario para hibernacion

Esta es una de las principales preocupaciones de quienes deciden tomar este paso. La hibernación de una piscina es un proceso bastante complejo, pero con los materiales a la mano todo es mucho más fácil.

Esta es la lista de cosas que necesitarás para lograrlo de forma óptima:

  • Cloro: para hibernar una piscina necesitarás cloro, para el proceso de preparación y hacer el paso conocido como “shock”. Para esto puedes buscar un tipo de cloro para piscina que trabaja a base de hipoclorito de sodio, siendo esta la alternativa más económica. También puedes conseguir a base de hipoclorito de litio, acido dicloroisocianúrico. Y si buscas una alternativa aséptica libre de cloro, entonces lo que necesitas es sodio no clorado.
  • Medidor de pH: para asegurarte de que los niveles de pH no dañen tu piscina, necesitas tener un medidor a la mano. Los mejores y más cómodos son simples cintas de tela con un químico reactivo, que te dan una estimación bastante precisa del pH del agua.
  • Floculante: este químico es necesario para ayudar al limpiafondos. El floculante hace que partículas flotantes en el agua se precipiten hacia el fondo de la piscina, haciendo más fácil su limpieza con el limpiafondos.
  • Limpiafondos: invertir en un limpiafondos es fundamental para el cuidado de una piscina semi-fija y fija. Esta ayuda a remover residuos que puedas encontrar en la piscina, dejándote con una superficie mucho más limpia, lista para la hibernación.
  • Alguicida: para eliminar cualquier posibilidad de formaciones orgánicas dentro del agua, es necesario que le apliques algicida. Estos concentrados vienen en variedad de presentaciones, que tendrás que elegir al momento de preparar tu piscina para el invierno.
  • Lona protectora: es ideal tener una lona para proteger tu piscina contra desechos y congelación. La lona protectora puede venir en diferentes materiales, así como rangos de dureza. Todo ajustado a tu presupuesto y necesidades según el clima donde te encuentres.

💡 Consejos para proteger nuestra piscina en invierno

Consejos para proteger la piscina

Ahora, lo primero que debes saber es que las piscinas deben ser hibernadas cuando las temperaturas serán inferiores a los 15º C

Por lo general, estas temperaturas no llegan de un momento a otro. Lo que te da algo de tiempo para hacer el proceso de preparado de forma perfecta para garantizar que no pierdas nada al volver a usar tu piscina en el verano.

  • Ten los materiales a la mano: para hibernar una piscina necesitarás tener todo a la mano. Desde medidores para pH, dureza y alcalinidad, hasta lo necesario para corregir a nivel químico. Más allá de esto, también necesitas las herramientas mencionadas para hacer la limpieza. Ten en cuenta que debes tener esto antes de hibernar una piscina para evitar interrumpir el proceso.
  • Cumple el proceso de noche: los químicos que usarás son mucho más efectivos sin la luz solar. Por regla general, los rayos UV calientan y evaporan el cloro y los componentes, haciendo que el efecto sea mucho menor.
  • Realiza un mantenimiento preventivo: una inspección previa ayuda mucho a evitar problemas a largo plazo. Por lo general, las piscinas necesitan una revisión exhaustiva antes de poder iniciar el proceso de hibernado. Asegurate de que no tenga filtraciones, daños por corrosión o similares. De tener algún tipo de falla, debes corregirlo antes de iniciar la hibernación.
  • Analiza la química de tu piscina: con los medidores anteriormente mencionados en los materiales, asegurate de que esté en los niveles óptimos para la hibernación. Estos son un pH de 7.2 a 7.6, una dureza (concentración de calcio y magnesio) de 150 a 350 ppm y una alcalinidad de 80 a 100 ppm. En caso de no estar en los niveles correctos, usa concentrados, diluyentes y cualquier otro mecanismo necesario para balancear la química.
  • Haz limpieza profunda del sistema de filtrado: si bien no usarás la piscina durante el invierno, necesitas asegurarte de dejarla lista para cuando la saques de la época de frío. Limpia los filtros, así como la depuradora y el sistema de drenaje y llenado. Los residuos acumulados pueden generar problemas a tu piscina.
  • Prepara el shock de cloro para la piscina 4 días antes del cierre: para asegurarte de que el agua esté en perfectas condiciones cuando quieras usarla, debes darle un buen shock de cloro a tu piscina antes de hibernar. Esto reducirá la cantidad de microorganismos que se reproducen en el agua y la mantendrá sanitizada por un periodo largo de tiempo. Puedes elegir entre varias alternativas químicas para hacerlo: hipoclorito de calcio, hipoclorito de litio, acido dicloroisocianúrico, o de sodio no clorado.
  • Añade el alguicida antes de la hibernación: la clave con el uso del alguicida es el tiempo de aplicación. Si lo usas muy cercano al shock de cloro, perderá su efecto. Si lo usas mucho después, tendrás que repetir el proceso. Lo ideal es esperar al menos 4 días para aplicarlo.
  • Usa floculante y limpiafondos: para asegurarte de tener una limpieza completa, antes de hibernar una piscina debes usar floculante y limpiafondos. Esto hazlo una semana antes de cerrarla, y luego el día que apliques el alguicida. De esta manera, tendrás tu piscina en estado óptimo para el cierre.
  • Pon una lona protectora: uno de los principales enemigos de las piscinas son los desechos. Para mantenerla protegida de estos, es recomendable que le coloques una lona protectora. De esta manera evitas que caigan restos en el agua, haciendo que puedas usarla cuando pase el invierno.
  • Reduce la cantidad de agua en la piscina: en caso de pasar a temperaturas bajo cero, tendrás que asegurarte de reducir los niveles de agua. Esto porque al congelarse, los líquidos aumentan de volumen. Esta expansión puede causar daños a algunas piezas de tu piscina. Para prevenirlo, simplemente reduce los niveles de agua al menos unos 10 cm por debajo de la superficie normal de llenado.
  • Deja un flotador en la piscina: aunque no lo parezca, dejar algo dentro de la piscina es bueno para balancear la presión que se puede formar en el hielo superficial. Es una forma simple de reducir significativamente los riesgos por expansión.
  • En caso de temperaturas menores a 10º C: si existe una posibilidad de que el agua se congele en el exterior, debes drenar todo el equipo externo de la piscina. Por la misma expansión del líquido congelado, puedes encontrarte con daños funcionales o tuberías rotas si se congela el agua en estos equipos.

✔️ Hibernar una piscina sin lona: ¿Se puede?

Aunque no es recomendable hacerlo, si no tienes una lona, no hay problema. Sin embargo, para lograr que la hibernación sea efectiva debes tener en cuenta algo muy importante: la cantidad de químicos debe ser superior.

Esto por una razón muy importante: al estar expuesta al sol y a los desechos, el agua puede enturbiar.

Algunos consejos para que mantengas tu piscina bien hibernada incluso sin lona:

  • Prepara una concentración superior de cloro y alguicida para aplicarla, y has el proceso como normalmente harías. Parte de estos elementos serán removidos con la luz solar, así que debes tener esto en cuenta.
  • Limpia la superficie un día de por medio. Esto para evitar que se acumulen muchos desechos sobre el agua y reducir la limpieza a largo plazo.
  • En caso de no congelarse la superficie, usa floculante y limpiafondos una vez a la semana. Esto reduce de forma significativa la suciedad en el agua.
  • Retira cualquier forma de acceso. Una piscina no supervisada y sin cubierta es un riesgo para niños pequeños, mascotas y fauna en general. Asegúrate de remover los medios de acceso para reducir los riesgos.

Ahora estás listo para hibernar tu piscina, y tenerla lista para la temporada cálida. ¡No te olvides que una piscina bien cuidada es la mejor inversión! 

Por esto, recuerda aplicar los consejos para que no te sorprendan los meses más fríos.

Cobertor para piscinas
Guías

Lonas para Piscinas

Las piscinas están expuestas a los elementos. Lluvia, pequeños desechos y similares. Estos pueden hacer que los sistemas de cuidado (cloración, floculante, etc) pierdan efectividad.  …

Compartir en las redes sociales