7 Pasos para Mantener un Spa hinchable en Condiciones

Un spa hinchable es excelente para pasar un rato diferente y relajado. Para que funcione bien, explicamos 7 pasos que lo mantendrán en las mejores condiciones.

Que gratificante y relajante es tener una sesión de spa, sobre todo después de tanto estrés semanal. Además, es un elemento que ofrece una gran cantidad de ventajas, la principal, es que puedes usarlo en cualquier época. Asimismo, es beneficioso pues ayuda a relajar nuestro cuerpo.

¿Cuáles son los pasos que mantendrán tu spa hinchable en las mejores condiciones?

Es la pregunta de oro que toda persona se hace al momento de adquirir un spa. Para poder mantenerlo conservado, además de impecable, es conveniente atender ciertos consejos. Por tanto, en esta guía detallamos 7 pasos para mantener un spa hinchable en las mejores condiciones.

1 – Siempre filtrar el agua

Un spa puede albergar varias personas durante los momentos más relajantes. Pero un punto en contra es que es un espacio pequeño, con volumen limitado. Por tanto, poco a poco se irán acumulando residuos que disminuirán la calidad del agua. Incluso el sudor, las cremas y restos de jabones quedan mezclados en el agua.

Por tanto, la filtración es necesaria para que el agua mantenga una apariencia limpia, cristalina. Cuando se use con más frecuencia debe filtrar el agua a diario. Y con menos uso basta con filtrar el agua unas cuantas horas a la semana.

Si el filtro no retiene ciertos elementos, debido a que las partículas son más pequeñas, se debe emplear otro componente. Los floculantes permitirán agrupar toda la basura pequeña en el fondo del spa para que puedas retirarlo con mayor facilidad.

2 – Mantener el cartucho al día

Una parte fundamental del proceso de filtración es el medio filtrante. Siendo que estos espacios son pequeños, usan una depuradora de cartucho reemplazable (lo más común). Por tanto, cada 1 o 2 semanas es necesario realizar una extracción y limpieza de este elemento. ¿Y cómo limpiar un filtro de cartucho? Es uno de los procesos más sencillos, pues solo necesita agua.

Ahora bien, estas limpiezas constantes permitirán evaluar su funcionamiento. ¿Cuándo cambiarlo? Un indicador de vida útil de un cartucho es su color. En esos casos, aunque lo limpies, volverá a saturarse de impurezas en poco tiempo. Eso se traduce en un aumento significativo de la presión. En este caso, hay que pensar en el reemplazo.

3 – Control de pH en todo momento

Para que los componentes químicos (como el cloro) ejerzan su acción, hay que regular el pH. Asimismo, este valor mantendrá el agua sana para tu disfrute. El valor de pH normal para propósitos de un spa se ubica entre 7.2 y 7.4 unidades.

¿Qué aspectos nos pueden indicar que el pH se encuentra fuera de rango?

  • El aspecto turbio del agua
  • Que tus ojos se irriten

4 – El agua y su dureza

Este es un término asociado a la presencia de sales de calcio y magnesio en el agua. Debido al uso de ciertas sustancias, estos componentes empezarán a hacer acto de presencia. Como consecuencia, puede dificultar el funcionamiento de ciertos mecanismos, pues se convertirá en residuos dentro de los conductos. Además, el agua parecerá turbia e irritante.

Por tanto, es necesario agregar sustancias (como los anticales) que ayuden a flocular estas sales para retenerlas en el filtro. Además, que sea amigable tanto con la piel de los usuarios como con las paredes del spa hinchable. Una de las marcas que lo incorpora al momento de la compra es Intex.

5 – Suciedad de gran tamaño aparte

¿Tu spa hinchable está al aire libre? ¿Queda el agua descubierta cuando no se usa? Pues debes tener el problema de que se acumulen los restos que el viento pueda traer consigo. Hojas, insectos, papeles y más pueden caer dentro del Spa.

En estos casos, es recomendable contar con un kit de limpieza (escoba, recoge hojas, entre otros). Con estos elementos recogeremos manualmente la suciedad grande para que el filtro no trabaje de más.

Adicional a esto, es bueno que, si tu spa se encuentra al aire libre, tengas un cobertor. Esto para los momentos en los que no lo uses, aleja el agua de la gran suciedad, la mantiene más limpia y con una temperatura adecuada. Asimismo, en caso de lluvia, prevendrá que este se llene de más.

6 – Cambiar el agua cada 6 meses

Cada 3 o 4 meses es recomendable realizar el cambio del agua del spa. Para su vaciado, disponen de un tapón de vaciado, que puede ser adaptable a una manguera. Después puedes limpiar su interior con un detergente suave, eliminando algas y otras suciedades incrustadas.

7 – Guarda el spa si no lo usas por periodos prolongados

Si no vas a usar tu spa por mucho tiempo, es recomendable desmontarlo y almacenarlo. Para ello, vacía el aire de su interior, lávalo con agua y detergente suave y sécalo. Esto último, es bueno que lo hagas bajo un tiempo de sol, por unas dos horas. Luego doblalo bien y con holgura, evitando dobleces pronunciados.

También te puede interesar